Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Filosofía y Formación Humana

Lorena Montaño Alvarez

Colegio de Bachilleres

Actividad. Sentido filosófico de la formación humana

escrito el 28 de Marzo de 2012 por en Bloque I. Filosofía y Conciencia del Ser HUmano,Sentido Filosófico de la Formación Humana

1. Realizar Lectura 6.

2. Realizar notas de análisis.

3. Contestar cuestionario.

4. Ver y comentar videos.

5. Solicitar escribir en una cuartilla un análisis de la problemática situada en donde registren porque es menester una debida formación filosófica para tomar conciencia de sí mismo y trascender con ello el yugo seductor de la alienación como la generada por el teletón.


seguir leyendo...

Lectura 6

escrito el 28 de Marzo de 2012 por en Bloque I. Filosofía y Conciencia del Ser HUmano,Sentido Filosófico de la Formación Humana

Lectura 6

Fragmentos de F. Nietzsche

“Cuando el gran pensador desprecia a los hombres desprecia su pereza, porque por ella se asemejan a productos fabricados en serie indiferentes, indignos de evolución y de enseñanza. El hombre que no quiere pertenecer a la masa únicamente necesita dejar de demostrarse acomodaticio consigo mismo; según su propia conciencia que le grita: «¡sé tú mismo! Tú no eres eso que ahora haces, piensas, deseas».” Nietzsche F. Schopenhauer educador § 1

“Tus verdaderos educadores y formadores te revelan cuál es el auténtico sentido originario y la materia fundamental de tu ser, algo que en modo alguno puede ser educado ni formado y, en cualquier caso, difícilmente accesible, capturable, paralizable; tus educadores no pueden ser otra cosa que tus liberadores.” Ibíd., § 1

“Yo estimo tanto más a un filósofo cuanto más posibilidades tiene de dar ejemplo. No me cabe duda de que con el ejemplo puede atraer hacia sí pueblos enteros; la historia de la India, que prácticamente es la historia de la filosofía india, lo demuestra. Pero el ejemplo tiene que venir por el camino de la vida tangible, y no simplemente por el de los libros, esto es, justo como enseñaban los filósofos griegos, con su fisonomía, su actitud, su atuendo, su alimentación, con sus costumbres antes que con sus palabras o con sus escritos. Ibíd., § 3

“Cada hombre porta en su interior, como núcleo de su ser, una unicidad productiva; y, si llega a hacerse consciente de esta unicidad, se difunde a su alrededor un extraño resplandor, el resplandor de lo extraordinario.” Ibíd., § 3

“En cualquier estado en que estés, sírvete a ti mismo de fuente de experiencia. […] Depende de ti que todos los rasgos de tu vida tus ensayos, tus errores, tus faltas, tus ilusiones, tus sufrimientos, tu amor y tu esperanza entren sin excepción en tu designio. Este designio es llegar a ser tú mismo una cadena necesaria de anillos de la civilización y deducir de esta necesidad la necesidad en la marcha de la civilización universal. Cuando tu mirada haya adquirido bastante fuerza para ver el fondo en la fuente sombría de tu ser y de tus conocimientos, y quizá también te lleguen a ser visibles, en ese espejo, las constelaciones lejanas de las civilizaciones futuras. […] Es que no has aprendido aún que no hay miel más dulce que la del conocimiento, y que las nubes de aflicción que se ciernen sobre ti te han de servir también de urbe, de las que has de extraer la leche para refrescarte. Deja que llegue la época; tan sólo entonces verás cómo has escuchado la voz de la naturaleza, de esa naturaleza, que gobierna el universo por medio del placer; la misma vida que conduce a la vejez, conduce también a la sabiduría, goza constante del espíritu en esta dulce luz del sol; ambas, vejez y sabiduría llegan a ti por la misma vertiente de la vida: así lo ha querido la naturaleza. Entonces es el momento, sin que haya lugar a indignarse, de que la bruma de la muerte se aproxime. Hacia la luz, tu último movimiento; un hurra de conocimiento, tu último grito.” Nietzsche F. Humano demasiado humano. § 292    

Limitémonos, pues, a depurar nuestras opiniones y valoraciones y crear nuevas y propias tablas de valores —¡y no cavilemos más sobre el «valor moral de nuestros actos»! ¡Sí, amigos míos!  ¡Ya es hora de depurar con asco toda esa palabrería moral de unos sobre otros! ¡Debe repugnarnos dictar juicios morales! ¡Dejemos esta palabrería y este mal gusto a aquellos que no tienen otra cosa que hacer que arrastrar el pasado un trecho más por el tiempo y que personalmente no están nunca en el presente— estos son muchos, la mayoría! ¡Nosotros, en cambio, queremos llegar a ser lo que somos —los nuevos, los únicos, los incomparables, los que se fijan su propia ley, los que se crean a sí mismos! Y para tal fin debemos hacernos los mejores aprendices y descubridores de toda la legalidad y necesidad existente en el mundo: debemos ser físicos, para poder ser creadores en este sentido— en tanto que hasta ahora todas las valoraciones e ideales se han basado en el desconocimiento de la física o en contradicción con ella. Por tanto: ¡viva la física! Y, sobre todo, ¡viva todo lo que nos fuerza a ella —nuestra razonabilidad!” Nietzsche F. La gaya ciencia. § 335

“Pero los auténticos filósofos son hombres que dan órdenes y legislan: dicen «¡así debe ser!», son ellos los que determinan el «hacia dónde» y el «para qué» del ser humano, disponiendo aquí del trabajo previo de todos los obreros filosóficos, de todos los juzgadores del pasado —ellos extienden su mano creadora hacia el futuro, y todo lo que es y ha sido conviértase para ellos en medio, en instrumento, en martillo. Su «conocer» es crear, su crear es legislar, su voluntad de verdad es— voluntad de poder. — ¿Existen hoy tales filósofos? ¿Han existido ya tales filósofos? ¿No tienen que existir tales filósofos?…” Nietzsche F. § 211


seguir leyendo...

Videos: Identidad

escrito el 26 de Marzo de 2012 por en Identidad e Identidad Cultural

Hola!!!

Analiza los videos y realiza una síntesis.

http://www.youtube.com/watch?v=g9nI1TpKuK4


seguir leyendo...

Videos. Problemas de la Libertad

escrito el 23 de Marzo de 2012 por en Bloque I. Filosofía y Conciencia del Ser HUmano,Problemas de la Libertad

Ver y Comentar:


seguir leyendo...

Actividades. Problemas de la Libertad

escrito el 23 de Marzo de 2012 por en Bloque I. Filosofía y Conciencia del Ser HUmano,Problemas de la Libertad

1. Realizar lectura 5.

2. Escribir notas de análisis de los fragmentos de texto de la lectura 5.

3. Contestar cuestionario.

4. Ver y comentar videos.

5. Escribir en una cuartilla el análisis de la problemática situada en donde registren que problemas de la libertad se pueden visualizar al interior de la misma. Considerando la siguiente cuestión: Si has tomado la decisión de aportar y apoyar a la causa que el TELETÓN persigue, ¿Hasta qué punto tu decisión es veraderamente libre y no más bien, como afirmaría Sarte, es obra de la mala fe. Es decir, de una campaña mediática y enajenante que te conmina hacer cosas en las que no has reflexionado en lo más mínimo?

6. Realizar un video donde hagas entrevistas sobre el problema de la libertad.


seguir leyendo...

Lectura 5.

escrito el 23 de Marzo de 2012 por en Bloque I. Filosofía y Conciencia del Ser HUmano,Problemas de la Libertad

Lectura 5: Sartre El existencialismo es un humanismo.

Fragmentos de Texto

“En todo caso, lo que podemos decir desde el principio es que entendemos por existencialismo una doctrina que hace posible la vida humana y que, por otra parte, declara que toda verdad y toda acción implica un medio y una subjetividad humana.” Ibíd., 8

“El existencialismo ateo que yo presento es más coherente. Declara que si Dios no existe, hay por lo menos un ser en el que la existencia precede a la esencia, un ser que existe antes de poder ser definido por ningún concepto, y que este ser es el hombre. O como dice Heidegger, la realidad humana. ¿Qué significa aquí que la existencia precede a la esencia? Significa que el hombre empieza por existir, se encuentra, surge en el mundo, y que después se define. El hombre, tal como lo concibe el existencialista, si no es definible, es porque empieza por no ser nada. Sólo será después, y será tal como se haya hecho. Así, pues, no hay naturaleza humana, porque no hay Dios para concebirla. El  hombre es el único que no sólo es tal como él se concibe, sino tal como él se quiere, y como se concibe después de la existencia, como se quiere después de este impulso hacia la existencia; el hombre no es otra cosa que lo que él se hace. Este es el primer principio del existencialismo.” Ibíd., 13

“El hombre es ante todo un proyecto que se vive subjetivamente en lugar de ser un musgo, una podedumbre o una coliflor; nada existe previamente a este proyecto: nada hay en el cielo inteligible, y el hombre será ante todo lo que habrá proyectado ser.” Ibíd., 13

“Pero si verdaderamente la existencia precede a la esencia, el hombre es responsable de lo que es. Así, el primer paso del existencialismo es poner a todo hombre en posesión de lo que es, y asentar sobre él la responsabilidad total de la existencia. Y cuando decimos que el hombre es responsable de sí mismo, no queremos decir que el hombre es responsable de su estricta individualidad, sino que es responsable de todos los hombres.” Ibíd., 14

“Cuando decimos que el hombre se elige entendemos que cada uno de nosotros se elige, pero también queremos decir con esto que al elegirse elige a todos los hombres. En efecto, no hay ninguno de nuestros actos que al crear al hombre que queremos ser, no cree al mismo tiempo una imagen del hombre tal como consideramos que debe ser. Elegir ser esto o aquello es afirmar al mismo tiempo el valor de lo que elegimos, porque nunca podemos elegir mal: lo que elegimos es siempre el bien, y nada puede ser bueno para nosotros sin serlo para todos.” Ibíd., 14-15

“Así, nuestra responsabilidad es mucho mayor de lo que podríamos suponer, porque compromete a la humanidad entera. Si soy obrero, y elijo adherirme a un sindicato cristiano en lugar de ser comunista; si por esta adhesión quiero indicar que la resignación es en el fondo la solución que conviene al hombre, que el reino del hombre no está en la tierra, no comprometo solamente mi caso: quiero ser un resignado para todos; en consecuencia mi acto ha comprometido a la humanidad entera. Y si quiero —hecho más individual— casarme, tener hijos, aún si mi casamiento depende únicamente de mi situación, o de mi pasión o de mí deseo, con esto no me encamino yo solamente, sino que encamino a la humanidad entera en la vía de la monogamia. Así soy responsable para mí mismo y para todos y creo cierta imagen del hombre que yo elijo; eligiéndome, elijo al hombre.” Ibíd., 15

“El existencialista suele declarar que el hombre es angustia. Esto significa que el hombre que se compromete y que se da cuenta de que es no solo el que elige ser, sino también un legislador, que elige al mismo tiempo que así  mismo a la humanidad entera, no puede escapar al sentimiento de su total y profunda responsabilidad.”Ibíd., 16

Dostoievski escribe: «Si Dios no existiera, todo estaría permitido». Este es el punto de partida del existencialismo. En efecto, todo está permitido si Dios no existe y en consecuencia el hombre está abandonado porque no encuentra ni en sí ni fuera de sí una posibilidad de aferrarse, no encuentra ante todo excusas. Si en efecto la existencia precede a la esencia, no se podrá jamás explicar por referencia a una naturaleza humana dada y fija; dicho de otro modo, no hay determinismo, el hombre es libre, el hombre es libertad. Si, por otra parte, Dios no existe, no encontramos frente a nosotros valores u órdenes que legitimen nuestra conducta. Así, no tenemos ni delante ni detrás de nosotros, en el dominio luminoso de los valores, justificaciones o excusas. Estamos solos, sin excusas. Es lo que expresaré diciendo que el hombre está condenado a ser libre. Condenado, porque no se ha creado a sí mismo,  y sin embargo, por otro lado libre, porque una vez arrojado al mundo es responsable de todo lo que hace.” Ibíd., 19-20

“El quietismo es la actitud de la gente que dice: los demás pueden hacer lo que yo  no puedo. La doctrina que yo les presento es justamente lo opuesto al quietismo, porque declara: sólo hay realidad en la acción; y va más lejos todavía, porque agrega: el hombre no es nada más que su proyecto, no existe más que la medida en que se realiza, no es por lo tanto más que el conjunto de sus actos, nada más que su vida.” Ibíd., 28

“Y en el fondo  es esto lo que la gente quiere pensar: si se nace cobarde, se está perfectamente tranquilo, no hay nada que hacer, se será cobarde toda la vida, hágase lo que se haga; si se nace héroe también se estará perfectamente tranquilo, se será héroe toda la vida, se beberá como héroe, se comerá como héroe. Lo que dice el existencialista es que el cobarde se hace cobarde, el héroe se hace héroe; hay siempre para el cobarde una posibilidad de no ser más cobarde y para el héroe de dejar de ser héroe.” Ibíd., 30-31

“Construyo lo universal eligiendo; lo construyo al comprender el proyecto de cualquier otro hombre, fuera época que fuese. Este absoluto de la elección no suprime la relatividad de cada época. Lo que el existencialismo tiene interés en demostrar es el enlace del carácter absoluto de compromiso libre, por el cual cada hombre se realiza al realizar un tipo de humanidad, compromiso siempre comprensible para cualquier época y por cualquier persona, y la relatividad del conjunto cultural que puede resultar de tal elección; […]” Ibíd., 35

“No hay ninguna diferencia entre ser libremente, ser como proyecto, como existencia que elige su esencia, y ser absoluto; y no hay ninguna diferencia entre ser un absoluto temporalmente localizado, es decir que se ha localizado en la historia, y ser comprensible universalmente.” Ibíd., Pág. 35

“La elección es posible en un sentido, pero lo que no es posible es no elegir.” Ibíd., 36

“El hombre se hace, no está todo hecho desde el principio, se hace al elegir su moral, y la presión de la circunstancias es tal, que no puede dejar de elegir una. No definimos al hombre sino en relación con un compromiso. Es por lo tanto absurdo reprocharnos las gratitudes de la elección.” Ibíd., 38

“La mala fe es evidentemente una mentira, porque disimula la total libertad del compromiso. En el mismo plano, diré que hay también una mala fe si elijo declarar que ciertos valores existen antes que yo; estoy en contradicción conmigo mismo si, a la vez, los quiero y declaro que se me imponen. Si se me dice: ¿Y si quiero ser de mala fe? Responderé: No hay ninguna razón para que no lo sea, pero yo declaro que usted lo es, y que la actitud de estricta coherencia es la actitud de buena fe. Y además puedo formular un juicio moral cuando declaro que la libertad a través de cada circunstancia concreta no puede tener otro fin que quererse a sí misma, si el hombre ha reconocido que establece valores, en el desamparo no puede querer sino una cosa, la libertad, como fundamento de todos los valores. Esto no significa que la quiera en abstracto. Quiere decir simplemente que los actos de los hombres de buena fe tiene como última significación la búsqueda de la libertad como tal.” Ibíd., 40

“Ciertamente la libertad, como definición del hombre, no depende de los demás, pero en cuanto hay compromiso, estoy obligado a querer, al mismo tiempo mi libertad, la libertad de los otros: no puedo tomar mi libertad como fin sino tomo igualmente la de los otros como fin. En consecuencia, cuando en el plano de la autenticidad total, he reconocido que el hombre es un ser en el cual la esencia está precedida por la existencia, que es un ser libre que no puede, en circunstancias diversas, sino querer su libertad, he reconocido al mismo tiempo que no puedo menos de querer la libertad de los otros.”ibíd., 40-41

“[…] decir que nosotros inventamos los valores no significa más que esto: la vida, a priori, no tiene sentido antes de que ustedes vivan la vida no es nada; les corresponde a ustedes darle un sentido, y el valor no es otra cosa que este sentido que ustedes eligen.” Ibíd., 43

“[…] el existencialista no tomará jamás al hombre como fin, porque siempre está por realizarse.” Ibíd., 44


seguir leyendo...

Videos: Enajenación y Fetichismo

escrito el 13 de Marzo de 2012 por en Enajenación y Fetichismo

Ve y comenta los siguientes videos:

http://www.youtube.com/watch?v=3Vu8s5EOCVc

http://www.youtube.com/watch?v=u0Epgvu7oSg


seguir leyendo...

Debate

escrito el 13 de Marzo de 2012 por en Estrategias,General

El debate es una forma de diálogo organizado que tiene como finalidad analizar algún tema o asunto y llegar a determinadas conclusiones entre los participantes. En un debate participan el moderador o moderadora (la persona que coordina la sesión) y los interlocutores (personas que van a discutir el asunto y ofrecer sus puntos de vista).

El moderador o moderadora presenta el tema, da la palabra a los interlocutores, controla el tiempo de exposición, se asegura de que no se desvíen del tema y de que discutan entre sí con el debido respeto. Resume las conclusiones al final de la sesión.

Los interlocutores o participantes del debate exponen ordenada y alternativamente sus puntos de vista, que apoyan con información veraz y argumentos propios. Discuten en un clima de respeto y pueden manifestar su acuerdo o desacuerdo con las ideas de los demás.

Existen algunos tipos o modalidades de debate:

  • La mesa redonda. En ella participan pocos expositores frente a una audiencia. Todos los expositores pueden intervenir por turnos, ninguno tiene más autoridad que otro. Al finalizar su exposición, la audiencia puede hacerles preguntas.
  • El philips 6-6. Es un debate para grupos numerosos, que se utiliza para conocer la opinión general sobre un tema en poco tiempo. El grupo se divide en equipos de seis participantes que nombran entre ellos un moderador o secretario. Discuten durante seis minutos el tema en cuestión. El secretario recoge las conclusiones del grupo, que son leídas por turnos. Si el grupo no logra arribar a las conclusiones, se permite otra ronda de discusiones de 6 min.
  • La asamblea. Se utiliza en grupos numerosos y para tomar decisiones que los afectan. Casi siempre se discute en relaciones a dos o más posturas opuestas. Los ponentes que son los que tienen más información o saben más del tema que se discute, exponen los puntos de vista y posibles alternativas, y luego se vota para llegar a una decisión final.

Utilidad: Como una estrategia de aprendizaje el debate es de gran utilidad para el estudiante ya que permite conocer las ideas del resto de los exponentes lo cual contribuye a la creación de un aprendizaje más completo, ya que hace posible agregar las ideas y aportes del resto del grupo, es decir, el debate permite ver el tema u objeto de análisis desde perspectivas o puntos que de manera personal no se tomaron en consideración.

Algunos de los procesos cognitivos que se ejercitan a través de esta estrategia son el análisis, deducción, inducción, argumentación, discernimiento, contratación y toma de decisiones.

Procedimiento para su elaboración:

En la preparación de un buen debate se debe de tomar en cuenta:

1. Tener información suficiente relativa al tema o situación que se va a analizar.

2. En caso de no contar con ella reforzar los contenidos.

3. Aclarar las dudas que tengan en torno al tema.

4. Elaborar algún guión o producto de apoyo para el debate.

5. Delimitar el tipo o estilo del debate.

6. Buscar un moderador que conozca del tema.

7. Respetar las opiniones de los demás participantes.

8. Tomar nota de los puntos de vista del resto.

9. Reelaborar los productos de evidencia con base a las participaciones de los compañeros.


seguir leyendo...

Actividades Tema Enajenación y Fetichismo

escrito el 13 de Marzo de 2012 por en Enajenación y Fetichismo

1. Lectura 4. Subrayado de ideas principales.

2. Contestar preguntas intercaladas en la lectura.

3. Ver y Comentar videos de Enajenación y Fetichismo.

4. Contestas cuestionario.

5. Participar en debate.

6. Investigar y ejemplificar enajenación y fetichismo, a través de una presentación en power point.


seguir leyendo...

Lectura 4

escrito el 13 de Marzo de 2012 por en Bloque I. Filosofía y Conciencia del Ser HUmano,Enajenación y Fetichismo

Lectura 4

Enajenación y Fetichismo

EL TÉRMINO “enajenación” comúnmente se refiere a un sentimiento de separación, de estar solo y lejos de otros. Para Marx, la enajenación no era un sentimiento ni una condición mental, sino una condición económica y social de la sociedad de clases–en particular, de la sociedad capitalista

El Che Guevara sostiene que la principal tarea de las revoluciones es liberar al ser humano de su enajenación. La categoría enajenación tiene un origen económico. Uno de sus posibles orígenes proviene del derecho romano, ya que  vender una casa equivalía a “enajenarla”. La casa deja de ser mía, pasa a ser de otro, pasa a ser “ajena”.

La enajenación, es cuando un proceso genera que el ser humano pierde algo, y ese algo se le vuelve ajeno. Después vamos a ver qué es lo que pierde el ser humano…Pero enajenar, entonces, quiere decir eso: algo deja de ser “mío”, deja de ser propio y se transforma en “ajeno”.

Alienar, en cambio, “alienación“, – que se usa como sinónimo de “enajenación” – tiene un origen más psicológico. Alienado, es el que no está en sí mismo, el que es “otro” de sí mismo, así lo define Hegel. La alienación es ser “otro de sí mismo”, dejar de ser uno, para pasar a ser otra persona. 

Qué significa pues la categoría de “enajenación”? Significa que el ser humano pierde algo de sí mismo. ¿Qué pierde? Pierde su esencia, dice Marx.

Quizás una de las formas más degradantes de la enajenación es la manera en que todo puede convertirse en un bien que puede ser comprado y vendido–inclusive el sexo. Hay otro aspecto de la enajenación que Marx llamó el “el fetichismo de los bienes”. Lo que él quiso decir con esta frase extraña es la manera en que la relación social entre seres humanos, en el contexto de la producción para el mercado capitalista, toma “la forma fantástica de una relación entre cosas”

Marx, dice: el trabajo en el capitalismo está completamente alienado. No nos pertenece, le pertenece a otro. Nosotros no marcamos el ritmo, el ritmo lo marca el jefe o el patrón, la “música” que nos marca el ritmo le pertenece al capital.

El producto de nuestro trabajo no nos pertenece. Le pertenece al patrón. 

¿Cómo se denomina esa pérdida? Enajenación, o alienación.

Entonces, si uno lo tuviera que resumir brutalmente (por la falta de tiempo), alienación o enajenación, que es la categoría central de todo el texto del Che “El socialismo y el hombre en Cuba”, sería aquel proceso mediante el cual el ser humano pierde algo, y eso que pierde se independiza del ser humano, cobra autonomía, pasa a regirse por sus propias leyes, y se le vuelve hostil, se le vuelve en contra. Lo que el ser humano pierde lo gana el mundo de las mercancías, el mundo de las cosas. El ser humano, que es el verdadero sujeto, se vuelve un objeto y se arrodilla ante el producto de su trabajo, el mundo mercantil. Las mercancías, los objetos producidos por el ser humano, que son objetos, se transmutan en el verdadero sujeto que oprime a su creador. Y no hay otra posibilidad, piensa el Che. Cuando existe la mercancía, cuando hay mercado, no queda otra que arrodillarse frente a la “magia” de la mercancía, frente al Mercado que es el verdadero Dios todo poder(oso). Por eso él se oponía tan fuertemente y con tanta vehemencia al socialismo mercantil, un curioso “experimento” que ya en esa época intentaban desarrollar los soviéticos, los polacos y los yugoslavos. Así les fue…

Uno puede apelar a una película o a una novela para explicar en forma este proceso de la enajenación en el mundo mercantil que explico Marx para analizar las sociedades postcapitalistas de transición al socialismo: la figura de Frankestein.

Frankestein es una criatura creada por un ser humano, un ser muerto que vuelve a la vida (el capital es trabajo muerto, objetivado, que vuelve a la vida…). Un monstruo, que luego intenta matar a su creador, al doctor que le dio vida (como el capital intenta explotar, subordinar y oprimir a su creador, la fuerza de trabajo). Este monstruo que quiere matar a su creador… ese proceso es el proceso de enajenación que nos intenta explicar Marx en 1844.

 Marx sostiene que el trabajo humano genera un producto que se vuelve en contra, y lo termina oprimiendo. Y nos quiere matar (porque el capital es como un vampiro –escribe Marx en El Capital– que necesita sangre humana fresca para seguir viviendo y reproducirse). Ese producto, ¿qué es?: el dinero, la mercancía, el capital, el mercado, el Estado, etc., etc., etc.

Todo esto – el mercado, el capital, el Estado – son productos del ser humano. Este Estado, que nos reprime, es un producto de las relaciones humanas. No es algo mágico. Pero es un Estado que se escapó de nuestro control, que cobró independencia, que sirve a otra gente, a otras clases, y que es completamente hostil contra nosotros.

Por eso Marx plantea que hay que luchar contra el Estado, hay que luchar contra la propiedad privada, contra el capital, contra la mercancía, contra el mercado, para terminar con la enajenación.


seguir leyendo...

Aprender a Pensar